VII Asamblea General Ordinaria – 2da Permutación de Directorios
 

El directorio y la pandemia

Discurso de la Directora entrante, Carolina Puchet Dutrénit

El 31 de diciembre del 2019 me acuerdo haber escrito que el 2020 sería un año intenso. Nunca imaginé lo que se vendría, lo que nos iba a tocar vivir y pues nos tocó ser el directorio de la pandemia. Por una parte, debo decir que la coyuntura en la que asumimos es más que intensa bastante movediza, lo que era ya no es. La normalidad ahora es la “nueva normalidad” y los encuentros son por zoom. La NEL está replanteando su fundación y eso cambia nuestro marco simbólico. Miller que ha sido hasta ahora nuestro éxtimo, sigue ahí pero no de la misma manera porque su interlocutora ha cambiado.

Comenzar nuestra función, en medio de todo esto es por decir lo menos, un triatlón. Debo decir, que llevamos bastantes meses entrenando, así que sin duda estamos en forma para empezar.

Pero antes de compartirles todo lo que hemos conversado y planeado durante nuestro entrenamiento, me gustaría tomarme un momento para los agradecimientos. Primero quiero agradecer a Ana porque fue ella quien hizo la apuesta porque yo fuera directora de la sede, por supuesto no sin el consentimiento y la aprobación de los miembros, a quienes también agradezco el voto de confianza. Le agradezco el modo en que me transmitió cómo hacer en su función desde su particular estilo que siempre estuvo marcado por encontrar el tiempo necesario para tomar las decisiones. Nunca adelantarse, pero encontrar ese momento justo para tomar las decisiones, con la cabeza más bien fría. También puedo decir que su sensibilidad para escuchar e interpretar los momentos por los que la sede atravesaba y ponernos a trabajar con eso en los espacios de formación. Gracias por el acompañamiento.

Segundo, agradecer a los dos colegas que me acompañarán los próximos dos años en este triatlón, que esperamos podamos acabar en buen tiempo: Silvana y Ángel. Los dos han sido durante este entrenamiento unos grandes compañeros. Gracias por aceptar ser parte del directorio, por la buena disposición. Nos auguro dos años muy formativos.

Tercero, agradecer a todos los colegas que aceptaron tomar la responsabilidad de cada una de las comisiones. Hemos podido conversar con cada uno y puedo decir que todos han transmitido ideas muy interesantes para lo que viene, estoy segura que pronto veremos propuestas muy buenas.

Debo decir, que aceptar llevar a cabo esta función me emociona y al mismo tiempo me causa un poco de vértigo. Hoy estamos todos aquí conectados por zoom y no poder vernos para llevar a cabo esta asamblea, una muy especial para mi, es extraño. Me da nostalgia no poder abrazarnos para despedir al directorio saliente y felicitarnos por lo que viene. Aún así, el entusiasmo por lo que me toca es muy grande.

Que yo esté aquí hoy significa que en la sede hay futuro, enseña en acto que la sede otorga una formación. Ahora le toca a este directorio continuar la apuesta por la formación y el fortalecimiento de los lazos en la ciudad. Nos toca que la sede se vuelva más chilanga. ¡Brindo por eso y por lo que viene!