GLIFOS
REVISTA VIRTUAL DE LA NEL-CIUDAD DE MÉXICO | Nro. 11 - MAYO 2019
 

LAZOS DEL DISCURSO ANALÍTICO EN MÉXICO
EL VÉRTIGO HORIZONTAL. UNA CIUDAD LLAMADA MÉXICO

Conversación con Juan Villoro Jueves 7 de marzo de 2019

Entre epitelios de alba o resacas insomnes, modo vértigo
Gabriel Roel

 

"¿Qué explica esta voluntad de permanencia?"
Juan Villoro

Fue de una precisa lectura de Jorge Ibargüengoitia que obtuve una enseñanza que concierne a la división propia del ser hablante en su radical singularidad: "Algunos de los acontecimientos que aquí se narran -dice- son reales. Todos los personajes son imaginarios." Sutileza que la palabra de un supuesto enunciado persuasivo realiza desde el campo del lenguaje. Efectos de verdad-soporte condición de semblante no-todo, podrá decirse, a la vez condición enracimada de un vasallaje de afectos. Recursos que el discurso del amo del inconsciente-real determina en el sujeto con su movimiento causal -deseante, metonímico, iterativo- en interjuego simbólico. Más acá del sentido y más allá de lo soportable o transferible de la insensatez ambiente de lo común admitido. Entonces "algunos acontecimientos reales". El "Todos" de "los personajes imaginarios". Y el inter del juego simbólico. Tres potencias sutiles paradoxales en un exquisito crucero cuyo tríptico de intersecciones abren lo conjetural a una topología desopilante donde estilo y enunciación obtienen, consentidos, los inéditos de una experiencia. En las entrañas del amo su reverso analítico como desfiladero de los discursos. O, dicho de otra manera, aquello donde tanto lo previsto como lo probable ya no importan porque lo literario les desbroza el camino.

En las postrimerías de la ciudad-enjambre-de amos sueltos- del lenguaje-real, ya despejado por Jacques Lacan en el último de sus prefacios como esp de un laps -lector de un escritor menos pensado- Oliverio Girondo -En la Masmédula, 1956- no menos retroactivo como vanguardista lo pone en juego "antes de que se dilate la pupila del cero".

El pasado jueves siete de marzo la visita de Juan Villoro al auditorio de nuestra Sede produjo el acontecimiento "vértigo horizontal, una ciudad llamada México" encarnado en la puesta en acto de la desuposición del saber que la conversación virtualizó a partir de su extraterritorialidad. La ciudad retornada desde los cristales menos craquedos, el de las "segundas naturalezas" como tratamiento de las pasiones de la ignorancia de los usos e incertidumbres que alberga. Ciudad toda ella ejido de lo imaginario inagotable. "La horizontalidad ha sido entre nosotros una manera de señalar que los edificios no deben competir con las montañas..." De Tlatelolco a Rebsamen "la verticalidad, la altanería vertical..." en la ciudad-valle y megalópolis. Real que el 19 de septiembre de 2017 retornó inédito yel escritor-ciudadano parodió desde su réplica. Chilangópolis efecto personal en acto. Cuando el lenguaje, aparato de goce -agonista verosímil de la utilidad- funge aparato que funciona al desarmarse. Una interpretación in situ.