GLIFOS
REVISTA VIRTUAL DE LA NEL-CIUDAD DE MÉXICO | Nro. 11 - MAYO 2019
 

NOCHES DE ESCUELA CON JEAN-DANIEL MATET LA GARANTÍA EN LA ESCUELA DE LACAN
Ciudad de México, 22 de marzo de 2019

Los términos de la garantía son pues asunto de Escuela
Irene Sandner

La Escuela piensa a través de sus miembros. Este conjunto de aportes, contribuciones, efectos uno por uno, hacen presente y vivifican el espíritu del psicoanálisis y la formación de los psicoanalistas. La Escuela es una formación colectiva que no pretende hacer desaparecer la soledad subjetiva, sino que su fundamento es sobre ella. Subjetivar la Escuela significa para cada uno: ser miembro de la Escuela en la soledad de la propia relación con la Escuela. La formación de los psicoanalistas ha sido siempre clave en la historia del movimiento psicoanalítico y es un punto neurálgico donde se cruzan lo analítico y lo institucional. Desde el acto de fundación de su Escuela, en 1964, Lacan estaba concernido por la garantía del trabajo realizado en la Escuela. Distinguir la garantía que da la Escuela, de la autorización es una precisión a subrayar.

En los principios contenidos en la “Proposición sobre el psicoanalista de la Escuela” Lacan nos recuerda que “el psicoanalista sólo se autoriza en sí mismo” lo cual, no es algo sobre lo que la Comisión de la garantía esté llamada a opinar. La Comisión de la garantía entra en funciones cuando se trata que la autorización en sí mismo no excluya que la Escuela garantice a un analista. La Comisión de la garantía no autoriza ni desautoriza a nadie a decirse analista. Deja entender que la Escuela no interviene para nada en esa autorización, debe entonces ser distinguida, radicalmente de la garantía. El analista no se garantiza a sí mismo, necesita la Escuela. No existe sino una sola autorización, la cual no surge de la Escuela y existen dos tipos de garantías: el AE y el AME.

En la Proposición del 9 de octubre de 1967, Lacan nos dice que “El AME o analista miembro de la Escuela está constituido por el hecho de que la Escuela lo reconoce como psicoanalista que comprobó su capacidad: es eso lo que constituye la garantía proveniente de la Escuela”.

¿Pero cuáles son esas pruebas que tiene que dar un psicoanalista para recibir el título de AME? Lacan da algunas pistas: surgir de la formación que dispensa la Escuela y dar pruebas de que no es un psicoterapeuta y es capaz de articular la lógica de la cura que lleva.

Entonces tenemos que subrayar, que dar el título de AME es responsabilidad de la Escuela: Eso sí, la Escuela lo reglamenta, lo decide, fija sus condiciones. Cuando nombra un AME es para decir que ese analista ha sido formado por la Escuela, que la calidad de su práctica está garantizada por la Escuela. Eso supone la unidad de la Escuela. Un AME se supone que es capaz de representar, lo mejor de lo que puede ofrecerse como formación en la Escuela. La cuestión esencial es saber cómo puede verificarse la calidad de un AME. Jacques-Alain Miller en su texto online llamado “Algunas palabras sobre el control”, nos dice que podemos verificarla, a partir de las intervenciones públicas del analista, es decir, de sus comunicaciones y de sus publicaciones, pero no podemos dejar de lado los controles. Si no tomamos en consideración el control, una Comisión de la garantía no puede trabajar de manera conveniente.

¿Cómo potenciar que la Escuela pueda servirse del AME? La ética  y política del psicoanálisis se sostienen en el deseo del analista ¿Cómo puede el AME sostenerse en el deseo?

Un deseo que no tiene que ver con el querer del analista sino con ofrecer un intervalo al que la Escuela-sujeto pueda articularse, haciendo de ese intervalo deseo del Otro y situándose como posible objeto del deseo del Otro y por lo tanto, servir para hacer lazo con la Escuela. Sostener, mantener y soportar el deseo de Escuela y en los que habitan la Escuela es motor fundamental. Es una acción política devenida en acto por el deseo de un analista. El deseo del analista es entonces, un concepto asociado a la ética psicoanalítica y muy presente en la Comisión de la garantía. (En la proposición del 9 de octubre, Lacan formaliza este concepto del deseo del analista.)

REFERENCIAS
  • Lacan, J., Otros Escritos. "Acto de Fundación". Ed. Paidós. Buenos Aires. 2012. Págs. 236, 246, 255 y 258
  • Lacan, J., Otros Escritos. "Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela". Ed. Paidós. Buenos Aires. 2012. Pág. 249
  • Miller, J.-A., El Banquete de los analistas. Caps. XIII, XIV, XXI, XXII. Ed. Paidós. Buenos Aires. 2000.
  • Brodsky, G., ¿Dónde encontrar al AME? Publicado en www.wapol.org  página web de la AMP
  • Miller, J.-A., Algunas palabras sobre el control (texto online)