GLIFOS
REVISTA VIRTUAL DE LA NEL-CIUDAD DE MÉXICO | Nro. 11 - MAYO 2019
 

NOCHES DE ESCUELA CON JEAN-DANIEL MATET LA GARANTÍA EN LA ESCUELA DE LACAN
Ciudad de México, 22 de marzo de 2019

La garantía en la Escuela de Lacan
Marcela Almanza

La práctica del psicoanálisis en el siglo XXI nos confronta, nuevamente, con el hecho de cómo Lacan pensó los fundamentos de su Escuela, los cuales, por supuesto, no dejan por fuera la cuestión de los títulos y de la garantía.

El “entusiasmo reglamentario” del que nos acaba de hablar J. D. Matet, es el que pretende que toda profesión encuentre su garantía en un reconocimiento de orden administrativo, un respaldo idealmente posible, donde existiría un Otro que tendría la última palabra con respecto a validar exhaustivamente el ejercicio de una práctica.

En esa vía, el intento de borrar la particularidad de la práctica del psicoanálisis no hace más que contrastar radicalmente y por sus consecuencias, que dicha práctica no puede prescindir de un analista en función, del deseo que lo anima y de un cuerpo atravesado por su propia experiencia analizante. Las vicisitudes de la transferencia y la práctica regular del control reintroducen, cada vez, la pregunta por la formación a partir de la singularidad de cada una de las curas que dirige y de las cuales es éticamente responsable.

Es desde ese punto de vista que, hablar de la garantía y de los títulos a nivel de la Escuela de Lacan (a diferencia de otros discursos) implica una complejidad de otro orden que excede, por supuesto, cualquier ideal articulado a un “saber hacer asegurado”, a una experiencia que se podría prever de antemano y validar en alguna oficina de gobierno, sino que más bien requiere, como la experiencia analítica misma, de cuestiones de diverso orden.

La Escuela, como se sabe, dispensa dos tipos de garantías:

-La primera es aquella demandada por el pasante y acordada por el Cartel del Pase. Se trata de un procedimiento muy preciso que al final, en algunos casos, permite que se otorgue el título de Analista de la Escuela (AE) cuya vigencia es temporal (3 años).

-La segunda no se demanda, y es aquella que la Escuela otorga al practicante del psicoanálisis que ha realizado sus pruebas. En principio, nombrándolo Analista Miembro de la Escuela (A. M. E.) la Escuela reconoce que ese practicante surge de su formación, y más aún, que ha dado pruebas de una formación suficiente. Es un título permanente.

Considerando estos dos tipos de garantía que dispensa la Escuela se introduce inmediatamente una diferencia a nivel de la temporalidad, que me parece interesante pensar y poner al trabajo en nuestra Escuela, ya que ese título permanente que ella otorga sin que se lo demande también debería propulsar una suerte de “incomodidad permanente” que lleve a cada AME (nombrado como tal desde su singularidad) a no satisfacerse en ese título de ninguna manera, sino más bien a demostrar y transmitir que ese voto de confianza que le otorgó la Escuela, que eso que llamamos lo “suficiente” (con todos los equívocos que esto conlleva) también deberá ser verificado, cada vez, por las consecuencias de su acto no solo a nivel de su práctica y de sus lazos al interior de la Escuela sino además, también, en tanto portavoz del psicoanálisis en la ciudad y en todos los ámbitos donde se requiera su participación.

En esa vía, retomo el planteo de J. A. Miller cuando dice que el título de AME que otorga la comisión de la Garantía de la Escuela es el sesgo por el cual nuestro grupo analítico se hace representar en el discurso del amo, por lo tanto, es un título que “mira hacia el estado y hacia el público, en la medida que califica al analista en tanto que miembro de una asociación legal.*

Para finalizar, considero que hoy más que nunca y en el contexto actual, cabe preguntarnos por la responsabilidad que nos atañe al tener que sostener la apuesta por hacer de este título un elemento fecundo para estar a la altura de su función.  

*Miller, J.- A., Cuestión de Escuela: Acerca de la garantía (Pronunciado a modo de introducción en la tarde de la Garantía de la ECF el 21 -01-2017).